Estilo de vida saludable para mejorar la fertilidad

Actualmente la edad de la maternidad se ha retrasado debido a distintos factores como la búsqueda de la estabilidad laboral y la realización profesional o el estrés… No obstante, si estás buscando quedar embarazada tenemos buenas noticias… y es que siempre podemos hacer un poquito más por nuestra fertilidad. Sigue leyendo que te contamos cuáles […]

06 DE agosto, 2019

Actualmente la edad de la maternidad se ha retrasado debido a distintos factores como la búsqueda de la estabilidad laboral y la realización profesional o el estrés… No obstante, si estás buscando quedar embarazada tenemos buenas noticias… y es que siempre podemos hacer un poquito más por nuestra fertilidad. Sigue leyendo que te contamos cuáles son.

 

Hábitos saludables

 

Desde hace unos años cada vez tenemos más prisa por llegar a todas partes. El hecho de ir corriendo en nuestro día a día hace que no nos preocupemos tanto de nuestro organismo y que, por ejemplo, terminemos o comiendo mal o ingiriendo alimentos que no contienen las propiedades que necesitamos. 

 

Ir siempre con el tiempo justo y, por lo tanto, corriendo, no significa lo mismo que hacer ejercicio. El cuerpo está en estado de estrés constante, lo cual es perjudicial para la fertilidad. Además, el poco tiempo libre que nos queda no se invierte de la forma que sería necesario, por lo que es importante seguir:

 

  • Una dieta equilibrada:

    Consumir alimentos que cubran todos los nutrientes necesarios para el organismo. Las grasas saturadas y los azúcares no son favorables. En el caso de los hombres, por ejemplo, puede afectar a la calidad del esperma. En cambio, una dieta rica en frutas y verduras mejora la movilidad.

 

  • El secreto de las vitaminas:

    Estos compuestos heterogéneos son fundamentales en nuestra dieta, pero hay unos en concreto que son realmente buenos para ayudar a mejorar la fertilidad. 

    • Vitamina A: Se encuentra en las grasas saludables y tiene propiedades antioxidantes, las cuales previenen el envejecimiento de las células. Y no solo eso, sino que ésta vitamina también participa en la formación de esteroides; claves en la formación de hormonas sexuales. 
    • Vitamina B: La falta de ésta se relaciona con problemas de esterilidad o abortos. Por eso es importante incluirlas en la dieta. La B6, por ejemplo, se encarga de regular el estrógeno y la progesterona una vez ha tenido lugar el proceso de ovulación. En el caso de los hombres, la B12 es la que multiplica la cantidad de espermatozoides.
    • Vitamina C: Previene las enfermedades y el envejecimiento y tiene propiedades antioxidantes. Además, también ayuda a mejorar la movilidad de los espermatozoides.
    • Vitamina D: Es la que ayuda a la implantación embrionaria. Verduras, hortalizas, huevos, leche, carne, patatas, avellanas, pescado, cítricos y kiwi son algunos de los alimentos ricos en estas vitaminas.

 

  • El bonus track:

    • Deporte: El ejercicio físico moderado no solo es beneficioso para el cuerpo, ya que activa el metabolismo y mejora nuestras funciones vitales, sino que también disminuye el estrés, un gran enemigo de la fertilidad. Además, el ejercicio mejora la irrigación sanguínea del útero y de los ovarios y, con ello, la fertilidad.
    • Evitar el tabaco, el alcohol y la cafeína: Tanto los hombres como las mujeres deben ignorar el tabaco porque reduce la fertilidad de ambos. En el caso de las mujeres provoca la disminución de los estrógenos y perjudica la calidad del óvulo. A los hombres les afecta en la calidad del esperma y altera su movilidad. El alcohol, asimismo, también perjudica la calidad ovocitaria de las mujeres. En el caso de la cafeína es aconsejable disminuir su consumo o eliminarlo por completo si es que no se consigue un embarazo con éxito. 
    • Sueño de calidad: dormir la cantidad de horas necesarias y que el cuerpo descanse bien es fundamental. ¿Por qué? Porque durante nuestras horas de sueño es cuando el organismo produce una sustancia llamada melatonina. Se trata de un antioxidante que favorece la calidad de los óvulos.
    • Mantener relaciones sexuales con frecuencia: Día sí y día no, por ejemplo. Eso favorece la calidad del esperma y aumenta las posibilidades de un embarazo. 

Además de la adquisición de estos hábitos, otra forma de ayudarte a quedarte embarazada pueden ser las novedosas técnicas de reproducción asistida que tenemos en Fertty para ti. Ponte en contacto con nosotros si quieres conocer cuál es la mejor opción para tu caso. ¡Estaremos encantados de ayudarte!