FIV con óvulos de donante: paso a paso

FIV con óvulos de donante: paso a paso

¿Estás pensando en realizar un tratamiento de reproducción asistida? ¿Sabes cuál es el adecuado para ti? Siempre recomendamos consultar con nuestro equipo médico sobre tu caso personal para que te pueda recomendar el tratamiento adecuado.

En el post de blog de hoy, te contamos todo acerca de la FIV con donación de óvulos. 

 

¿Para quién es ideal este tratamiento?

 

La FIV con donación de óvulos es la mejor opción para los siguientes casos:

  • Mujeres con disfunción ovárica y pérdida de calidad ovular.
  • Mujeres con múltiples fallos en tratamientos previos.
  • Mujeres con enfermedades hereditarias que puedan ser transmitidas a la descendencia.
  • Mujeres con una edad reproductiva avanzada.
  • Mujeres con endometriosis severa.
  • Mujeres que padezcan alguna enfermedad que contraindique la estimulación ovárica.

 

¿Cómo se lleva a cabo el tratamiento de FIV con óvulos de donante?

 

La FIV con donación de óvulos es el tratamiento que más éxito tiene dentro de los tratamientos de reproducción asistida. La tasa de éxito es la que tendría una madre de menos de 35 años.

 

La primera fase. Selección de la donante

Una fase totalmente regulada durante la que se selecciona de manera exhaustiva y rigurosa a la donante que proporcionará el óvulo. 

 

Preparación de la donante

Para recibir los embriones, la receptora deberá realizar un tratamiento hormonal de preparación endometrial. Este tratamiento puede realizarse de dos maneras:

 

Con óvulos de una donante en fresco: receptora y donante empiezan a la vez el tratamiento.

En este caso, hace falta sincronizar tu ciclo menstrual con el de la donante y esto puede hacerse mediante anticonceptivos orales. La donante se somete, posteriormente, al proceso de estimulación ovárica y punción folicular.

 

La punción folicular: Los óvulos de la donante se extraen con una pequeña intervención de unos 15 minutos como máximo.

 

Con óvulos congelados de una donante: permite una mayor libertad para la programación del ciclo y un menor riesgo de cancelación de la donante por el hecho de no realizarse a la vez el tratamiento.

 

Cultivo de embriones, fecundación y preparación de la receptora

Se fecundan los ovocitos con los espermatozoides de tu pareja, una vez que se han extraído los óvulos de la donante. Cabe decir, que el esperma se obtiene el mismo día de la punción de la donante o de la descongelación de los óvulos.

Posteriormente, la receptora tiene que someterse a un sencillo tratamiento que consiste en la administración de hormonas, estrógenos y progesterona para que el endometrio se encuentre en las mejores condiciones en el momento de transferir los embriones.

 

Transferencia del embrión

Un último paso decisivo para conseguir tu gestación. Es un proceso que se realiza en el quirófano. Es rápido y sencillo. De hecho, no se necesita sedación y tiene lugar entre 3 y 5 días después de la punción folicular.

 

Se introduce un catéter flexible y específico para el procedimiento, con el objetivo de no dañar las paredes uterinas. Es un proceso indoloro y después de permanecer en reposo, una media hora aproximadamente, se puede volver a hacer vida rutinaria con normalidad.

 

Los óvulos que no han sido transferidos a la donante se congelan para posteriores procesos en caso de que el resultado de esta primera FIV no sea exitoso.

 

¿Qué ocurre después de la transferencia?

 

14 días después de la transferencia aproximadamente, se realiza la prueba de embarazo que puede dar como resultado que:

 

  • Estás embarazada, con lo que ya se te podría dar el alta y hacer un seguimiento ginecológico de tu embarazo. 
  • No estas embarazada. Lo más importante es no perder la esperanza.Que no se dé un embarazo a la primera no quiere decir que no se pueda dar en posteriores intentos.

 

¿Quieres conocer aún más? En Fertty te damos toda la información que necesites sobre el tratamiento más adecuado para ti. ¡Contáctanos!

 

No Comments

Post A Comment