Ventajas de ser madre después de los 40

¿Qué ventajas y riesgos tiene ser madre después de los 40 años? Aunque los expertos dicen que la edad idónea para tener hijos está entre los 20 y 30 años, la edad media en la que las mujeres tienen su primer bebé se retrasa cada vez más y ya está por encima de los 30 […]

13 DE julio, 2019

¿Qué ventajas y riesgos tiene ser madre después de los 40 años? Aunque los expertos dicen que la edad idónea para tener hijos está entre los 20 y 30 años, la edad media en la que las mujeres tienen su primer bebé se retrasa cada vez más y ya está por encima de los 30 años. Numerosas mujeres deciden retrasar la maternidad a los 40 debido a la situación socioeconómica, el ritmo de vida actual y las dificultades para compaginar la vida personal y profesional.

 

Hasta hace pocos años, ser madre después de los 40 era muy complicado, pero gracias a los avances en medicina reproductiva, hoy es posible conseguir un embarazo exitoso a edades más avanzadas. Ser madre después de los 40 requiere un mayor control médico para velar por la salud de la madre y del bebé para evitar riesgos, pero algunos estudios demuestran que también tiene ventajas.

 

Ventajas de ser madre después de los 40

 

 

  • Mayor madurez mental y emocional en los padres. Se está más preparado para enfrentarse al reto de la paternidad, comparado con una mujer o pareja más joven, debido a la experiencia vital que ha adquirido con los años. Además, es poco frecuente que el bebé haya sido fruto de una decisión poco pensada, por lo que la mujer o pareja están preparados para esta nueva etapa y todos los cambios que involucra.

 

  • Mejoran las habilidades mentales. Se incrementa la agudeza mental (asociada a la resolución de problemas) y las capacidades verbales, debido a las hormonas que intervienen en el embarazo. La progesterona y los estrógenos tienen influencias muy positivas en la estructura del cerebro.
  • Estabilidad económica y profesional. A partir de los 40 se suele tener mayor estabilidad a nivel laboral y económico ya que la mujer y/o su pareja suelen haber alcanzado las metas profesionales, por lo que un hijo no será un obstáculo en la carrera laboral.
  • Alarga la vida. Según un estudio de la Universidad de Harvard, ser madre a una edad más avanzada alarga la vida.
  • Beneficios económicos. Según otro estudio en Reino Unido, las mujeres trabajadoras ahorran cerca de 21.000 dólares por cada año que retrasan la decisión de tener hijos.
  • La depresión posparto es menos frecuente en mujeres de más de 40 años
  • Buena salud con un control médico adecuado. La edad de la madre no afecta de forma negativa a la salud del bebé. Los avances médicos y los tests genéticos permiten un seguimiento del embarazo para detectar posibles anomalías en el feto. Es más, algunos expertos afirman que se reduce el riesgo de que el bebé sufra algunas enfermedades y de tener sobrepeso en la edad adulta.

 

Ejemplos de madres de más de 40 años

 

Si viajamos atrás en el tiempo recordaremos que hace tiempo las mujeres se quedaban en casa y se encargaban del cuidado de la família. Esa es una de las razones por las que las mujeres eran madres incluso antes de los 30. Con el progreso y la incorporación de la mujer en el mundo laboral esto cambió, retrasando la edad de la maternidad. 

 

Por ese motivo cada vez hay más mujeres que cumplen su sueño de la maternidad después de los 40. De hecho, son muchas las famosas que se han convertido en madres primerizas a los 40:

 

  • Kim Bassinger: el mito del cine de los 80 fue madre por primera vez a los 43. 
  • Salma Hayek: a los 41 años dio a luz a su hija. No obstante, su marido tenía hijos de un matrimonio anterior. Así que la actriz no era neófita en la maternidad.
  • Geena Davis: la coprotagonista de “Thelma y Louise” esperó un poco más y tuvo su primer hijo a los 46 años, y a les 48 repitió la experiencia dando a luz a gemelos.
  • Halle Berry: la vimos lucir embarazo por primera vez  a los 41 años. Y a los 48, repitió la experiencia y volvió a ser madre.

 

También hay muchas caras conocidas que han repetido la experiencia de la maternidad pasados los 40 como: Meryl Streep (42), Julianne Moore (42), Amanda Peer (42), Mónica Bellucci (45) o Céline Dion (42). Esta última concibió gemelos mediante Fecundación in Vitro.

 

Consejos para ser madre después de los 40

 

Como puedes ver, ser madre después de los 40 tiene numerosas ventajas y riesgos. A medida que la ciencia avanza se puede llevar a término un embarazo seguro y sano, pero sin olvidar que  todo embarazo pasados los 40 años, es considerado de alto riesgo y debe estar sometido a un control exhaustivo por parte de los médicos. 

 

Los embarazos naturales a esta edad no son imposibles, pero sí poco frecuentes. Si tienes más de 40 años, contacta con un profesional de nuestra clínica para que te recomiende el mejor método de reproducción asistida (inseminación artificial, FIV, FIV con óvulos de donante, etc). Es recomendable también recurrir a test genéticos en el embrión para asegurar la calidad del mismo y minimizar la posibilidad de que sufra anomalías graves.

 

Si tienes menos de 40 años y quieres retrasar la maternidad, nuestro consejo es vitrificar tus óvulos antes de los 35 años. Esto permitirá mantener la calidad de tus óvulos cuando decidas ser madre. ¡Contáctanos para saber más! 🙂