Mónica

Con 31 años tenía muchos proyectos en la cabeza pero no quería renunciar a ser madre. En FERTTY me asesoraron muy bien y decidí congelar mis óvulos para no tener que renunciar ni a mis proyectos ni a mi maternidad.

30 DE novembre, 2017

Con 31 años tenía muchos proyectos en la cabeza pero no quería renunciar a ser madre. En FERTTY me asesoraron muy bien y decidí congelar mis óvulos para no tener que renunciar ni a mis proyectos ni a mi maternidad.