El equipo médico

Dr. Sergi Rovira

Licenciado por la Universitat de Barcelona en el año 2002 (Biología Sanitaria) y certificado como embriólogo clínico en el año 2005 (ESHRE). Ha sido coordinador de un laboratorio de FIV en Irlanda y tiene un conocimiento profundo de las más avanzadas técnicas de reproducción asistida.

Brief profesional

Desde sus inicios ha estado formando parte de la punta de lanza de la Fecundación in vitro, desarrollando tecnología desde sus centros de trabajo, implementando los equipos más sofisticados, así como las últimas técnicas en los diferentes laboratorios en los que ha trabajado.

Con una clara vocación formadora, el Dr. Rovira ha participado como profesor en múltiples workshops, cursos y másters, abarcando temas tan diversos como biopsia embrionaria, vitrificación, microinyección espermática, time-lapse y un largo etcétera. Pertenece a la comisión permanente del Grupo de Interés de Criobiología, especialidad por la que siente un gran interés. En el año 2003, durante su colaboración con el Dr. Masashige Kuwayama, obtuvo el título de Special Instructor of the Cryotech method.

Desde su graduación, pudo desarrollar su trabajo en centros con una gran actividad, así como con elevados estándares de calidad. Recibió una formación intensiva que le llevó a obtener (en menos de 3 años desde que inició sus estudios) el certificado de Embriólogo clínico expedido por la Sociedad Europea de Reproducción Humana (ESHRE), en Copenhagen en el año 2005. Con gran inquietud internacional, ha visitado y colaborado con laboratorios de toda Europa, llegando a ser Coordinador del laboratorio de FIV de Institut Marqués en Irlanda.

Ha participado como ponente en varios cursos y congresos internacionales y ha presentado los resultados de sus investigaciones en las más prestigiosas reuniones científicas.

“Cuando la ciencia te permite hacer felices a miles de parejas, es imposible renunciar a seguir trabajando en este campo.”

Entrevista

¿Por qué te convertiste en un experto en fertilidad?

La reproducción humana me fascinó desde que empecé a estudiarla en la facultad, aunque mi interés era puramente académico. No fue hasta que realicé mis primeras prácticas en un laboratorio de reproducción asistida que comprobé cómo ciencia y emoción se combinaban en un cóctel al que, a día de hoy, sigo siendo adicto. Cuando la ciencia te permite hacer felices a miles de parejas, es imposible renunciar a seguir trabajando en este campo.

 

¿Por qué te sientes orgulloso de trabajar en Fertty International?

Porque Fertty International es un lugar donde el paciente, y no sólo su embarazo, es primordial. Disponemos de la mejor tecnología posible y de un equipo formado por los mejores especialistas en cada campo, que nos permiten alcanzar elevadas tasas de éxito. Pero todo esto no valdría de nada si perdiésemos de vista lo realmente importante: los pacientes. Las parejas que acuden a nuestro centro van a encontrar el mejor tratamiento posible y, además, un equipo humano que les va a acompañar durante todo el proceso. El trato que dispensamos a nuestros pacientes (y a sus embriones) es nuestra marca personal y nuestro mayor orgullo.

 

¿Cuál es tu actitud en manejo de los pacientes?

Es inevitable ponerse en su lugar. Hay que adaptar siempre el tratamiento a las necesidades específicas de cada paciente y hay que explicarles siempre las posibilidades de éxito que tiene su tratamiento; así como lo que podemos hacer para mejorarlas, pero siempre colaborando con ellos, decidiendo conjuntamente con la pareja qué es importante y qué no lo es. Siempre intento personalizar al máximo el tratamiento que realizaremos en el laboratorio de FIV, para que los pacientes también sientan que participan en esta parte del procedimiento que, demasiadas veces, es como una “caja negra” de la que no reciben información.

 

¿Ha habido pacientes que te inspiren?

Creo que no exagero si digo que todos. Cuando oyes las historias con las que llegan algunos pacientes, llenas de fracasos, decepciones, dolor… Es imposible no sentir admiración por estas personas que no dejan de luchar para lograr cumplir su sueño. ¡Cómo no intentar dar lo mejor de uno mismo ante tales ejemplos de superación!

 

¿Cómo pasas tu tiempo libre?

Mi tiempo se divide entre mi trabajo y mi familia. En cuanto termina lo primero, me voy volando a pasar todo el tiempo posible con mi mujer y mis tres hijos. El poco tiempo que me puedo permitir para mí mismo lo dedico a correr, mi gran pasión, junto con cualquier actividad que se realice en la montaña.

 

 ¿Cómo describirías tu personalidad?

Nunca me ha gustado describirme, pienso que son los demás quienes han de juzgar cómo soy, pero una cosa sí tengo clara: no entendería este mundo sin la risa. También tengo una gran capacidad de trabajo, y disfruto al máximo los momentos que paso con mi familia.

Hemos crecido junto a madres y padres felices que han confiado en nosotros

Pídenos una cita