Eva Benito

Diplomatura en Técnicas y Actividades turísticas.

“No es una clínica al uso, desde el momento en que entras por la puerta se nota la diferencia y eso se aplica también al modo en como tratamos a los pacientes”.
Entrevista
¿Por qué te convertiste en un experto en Fertilidad?

Desde que acabé mis estudios he trabajado en el área del turismo y la aviación comercial. El mundo de la fertilidad, que no conocía hasta hace 10 años, ofrece muchísimas posibilidades para personas que, como yo, hablan varios idiomas y a las que le encanta el trato con el público. Aplicar mi experiencia con los pacientes, ha hecho que se abra una nueva perspectiva ante mí.

¿Por qué te sientes orgulloso de trabajar en Fertty?

No es una clínica al uso, desde el momento en que entras por la puerta se nota la diferencia y eso se aplica también al modo en como tratamos a los pacientes. Somos un equipo estupendo y muy bien avenido, con un ambiente muy bueno y alegre y eso se transmite a los pacientes que lo notan desde que vienen a la primera visita. Creo que es algo que nos distingue del resto de centros.

¿Cuál es tu actitud en el manejo de los pacientes?

Me gusta tener un trato cercano e interesarme por ellos no sólo cuando vienen a la primera consulta, sino incluso después de acabar el tratamiento. Creo que es importante que nos sientan como alguien que de verdad entiende por lo que están pasando ya que, a veces, el proceso puede ser más  difícil de lo esperado. Hacerles notar que estamos a su lado y les acompañamos en todo momento es una manera muy bonita de compartir con ellos esta vivencia.

¿Ha habido pacientes que te inspiren?

No podría hablar de una paciente en concreto sino, más bien, de un cúmulo de historias y vivencias que, poco a poco, te van dejando huella. Todos los pacientes nos pueden inspirar de una manera u otra,  al final, cada persona es diferente y llega a Fertty con una mochila diferente.

¿Cómo pasas tu tiempo libre?

Soy bastante terremoto, mis amigos me llaman “dinamita” y me gusta hacer un sinfín de cosas diferentes. La familia es, para mí, lo más importante pero me encantan la costura y las manualidades, el deporte, la lectura, el cine, bailar, cantar (en la intimidad) y, sobre todo viajar pero de una manera diferente como puede ser colaborando con ONGs y haciendo viajes más integrativos. La meditación, que descubrí hace ya años, me ayuda a centrarme en mi día a día y a disfrutar del momento.

¿Cómo describirías tu personalidad?

Soy una persona alegre, me encanta reír y hacer reír. Creo que la risa es un instrumento muy útil que, muchas veces, olvidamos utilizar. Me gusta hablar y contar historias, pero también sé escuchar y creo que esto último es muy importante en el área en la que trabajo.

Hemos crecido junto a madres
y padres felices que confían

en nosotros.