Fecundación In Vitro

El fallo de implantación y aborto de repetición

Es un hecho contrastado que del 2 % al 5% de las mujeres tendrán dos o más abortos a lo largo de su vida

06 DE julio, 2017

Fallo de implantación y aborto de repetición no son lo mismo.

Sin embargo, ambos casos requieren un enfoque multidisciplinar, porque incluyen tres pacientes: la mujer, el varón y el embrión.

Las preguntas que los pacientes hacen son:

  1. ¿Por qué no implantan los embriones si me dicen que son de buena calidad?
  2. ¿Por qué implantan pero aborto?
  3. ¿Sigo intentándolo? ¿Merece la pena volver a intentarlo? ¿Cuándo debo parar?
  4. ¿Cómo puedo mejorar algo?
  5. ¿Cambio algún gameto? Y si lo cambio, ¿cuál cambio: el ovocito o el semen?

Siempre explicamos en FERTTY que entre un 2 % – 5% de las mujeres tendrán dos o más abortos a lo largo de su vida. Probablemente, en la mayoría de los casos, no es una única causa la que predispone a los abortos, sino una suma de factores. Y es por esto, que si cuidamos cada detalle, el resultado es diferente.

Para ello, es importante estudiar en la medida de lo posible, los diferentes factores que entran en juego: factores anatómicos, genéticos, endocrinos, autoinmunes, infecciosos, aloinmunes y trombofílicos. Una vez analizados todos los posibles factores que puedan afectar a la implantación o a la pérdida de la gestación, el elemento más importante para conseguir una gestación es el embrión y que éste sea cromosómicamente normal.

 

CAUSAS ANATÓMICAS (15%) y ENDOMETRIALES

Es importante verificar que no hay malformaciones uterinas, miomas o pólipos dentro de la cavidad que dificulte la implantación y placentación. Una Histeroscopia, una Biopsia de Endometrio y estudios de imagen pueden ayudarnos.

Mención especial merece la adenomiosis. De difícil diagnóstico, un tratamiento dirigido y especifico de esta patología pueden mejorar los resultados.

En ocasiones, el endometrio no es receptivo cuando llega el embrión. No expresa los genes correctos que permitan la implantación. Mediante el Test ERA podemos identificarlo y saber las claves para poder corregir esta anomalía con vistas a una próxima transferencia embrionaria.

 

CAUSAS GENÉTICAS DE AMBOS MIEMBROS DE LA PAREJA (5-40%)

En ocasiones la causa se debe a que uno de los progenitores tiene una alteración estructural en uno de los cromosomas que predispone al aborto.

A nivel cromosómico y genético, podemos estudiar a la mujer (cariotipo en sangre), al varón (cariotipo y FISH en Semen, Estudio de Meiosis ) y al embrión si estamos en un proceso de FIV ( analizando cada embrión antes de transferirlo al útero).

La fragmentación de ADN del semen es un análisis muy sencillo que nos permite llevar a cabo técnicas complementarias en la búsqueda y selección del mejor espermatozoide: Columnas de anexina, IMSI nos ayudan en el proceso.

CAUSAS ENDOCRINAS (12%)

Es importante hacer una evaluación completa del eje hipotálamo-hipofisario-tiroideo para poder realizar un tratamiento que reestablezca posibles hipo o hiperfunciones hormonales.

 

CAUSAS TROMBOFÍLICAS Y AUTOINMUNES

En ocasiones, la presencia de signos bioquímicos que nos hagan sospechar Síndromes Antifosfolípidos o Mutaciones a nivel de Factores de coagulación, podría abrir una puerta a tratamientos específicos orientados a compensar estas deficiencias y por lo tanto mejorar el entorno en el que el embrión se encuentra al llegar al útero.

En ocasiones una intolerancia al gluten no diagnosticada provoca un entorno inflamatorio y de rechazo en el que el embrión no encuentra el ambiente adecuado en la implantación.

 

FACTORES ALOINMUNES e INCOMPATIBILIDAD ALOINMUNE DE LA PAREJA

Mediante el estudio de las células Natural Killer en sangre periférica y endometrio. Un aumento de las células natural Killer puede ser un signo que nos haga sospechar cierta hiperreactividad inmunológica y contribuya a ser la causa de esos abortos y fallo de implantación porque impiden la normal implantación del embrión.