Me han diagnosticado fallo ovárico prematuro. ¿Podré quedarme embarazada?

Muchas mujeres con infertilidad son diagnosticadas de insuficiencia ovárica o fallo ovárico prematuro. Pero esto no significa que no puedan ser madres.

02 DE agosto, 2018

La pérdida de la función de los ovarios está detrás de muchos casos de infertilidad femenina. Esto significa que las posibilidades de quedarse embarazada de forma natural disminuyen radicalmente. No obstante, no hay que perder la esperanza: hoy día, la ciencia nos permite aplicar tratamientos y técnicas que ayudan también a estas mujeres a lograr su deseo de ser madres.

¿Qué es el fallo ovárico prematuro?

El fallo o insuficiencia ovárica prematura ocurre cuando los ovarios dejan gradualmente de cumplir su función en mujeres jóvenes. Es decir, poco a poco van produciendo menos estrógenos (la hormona sexual femenina) y un número menor de óvulos y de peor calidad. Se considera fallo ovárico prematuro cuando la mujer deja de menstruar antes de los 40 años (menopausia precoz).

Una de las principales repercusiones de la insuficiencia ovárica temprana es la dificultad o incapacidad de conseguir una gestación de forma natural. Muchas mujeres descubren que este es su problema cuando, tras meses o años intentando un embarazo, acuden a un especialista en fertilidad que les realiza las pruebas adecuadas.

¿A qué se debe el fallo ovárico prematuro?

En el 90% de las mujeres, la causa de la insuficiencia ovárica prematura permanece desconocida. En algunos casos, pueden tener antecedentes familiares (su madre, tías o abuela tuvieron la menopausia muy jóvenes), pero también puede no ser así.

En el 10% de las mujeres con una causa detectable, estas pueden ser:

  • Haber recibido un tratamiento oncológico con quimioterapia/radioterapia. Por esta razón, algunas mujeres tienen problemas para concebir tras superar un cáncer.
  • Enfermedades metabólicas o autoinmunitarias, como el hipotiroidismo o el Lupus.
  • Alteraciones genéticas que afectan al cromosoma X o bien, a genes específicos relacionados con la maduración de los óvulos.

Por eso es posible que, si te detectan insuficiencia ovárica prematura, te pidan una serie de pruebas para descartar distintas causas. No obstante, no tienes por qué tener ninguna de las enfermedades y circunstancias anteriores. En 9 de cada 10 mujeres, no hay ninguna causa que lo explique.

¿Cuáles son mis opciones para ser madre si tengo fallo ovárico prematuro?

La insuficiencia ovárica prematura no significa que sea imposible que consigas un embarazo. En primer lugar, hasta un 5-10% de las mujeres diagnosticadas con este problema pueden llegar a conseguir un embarazo de forma natural. Además, hoy día la ciencia y la técnica se alían para ayudarte a conseguir ser mamá a pesar de estas circunstancias.

Los tratamientos de fertilidad que habitualmente se realizan en las mujeres con insuficiencia ovárica son:

  • Fecundación in vitro con óvulos propios. En esta técnica, se realiza una estimulación ovárica para conseguir que el ovario produzca más óvulos (de forma natural se produce 1 al mes). Para ello, tu médico te prescribirá una pauta de tratamiento hormonal personalizada según tus características concretas. Posteriormente, los óvulos se extraerán y fertilizarán en laboratorio, para después transferir los embriones a tu útero.
  • Fecundación in vitro con óvulos donados. Si en tu caso no es posible obtener óvulos adecuados para lograr un embrión, la donación será la mejor alternativa. En este caso, una donante anónima cede algunos de sus óvulos para que otras mujeres, como tú, consigan ser mamá.

En estos casos tan delicados, es normal que tengas mil dudas y quieras asegurarte de escoger el tratamiento adecuado. Por esta razón, ponemos a tu disposición nuestro conocimiento y experiencia para crear el tratamiento personalizado que mejores posibilidades pueda ofrecerte.