La maternidad en parejas lesbianas: el método ROPA

La maternidad en parejas lesbianas cada vez es más habitual y está totalmente normalizado.

22 DE febrero, 2018

Existe un método que la hace posible: el denominado método ROPA. Esta técnica de reproducción asistida tiene como finalidad conseguir el embarazo en parejas lesbianas y consiste en que un miembro de la pareja es quien dona el óvulo y el otro miembro lleva a cabo la gestación del embrión.

Convertirse en madres es el principal deseo de muchas mujeres, así como poder formar una familia junto a su pareja. La ciencia, la sociedad, las leyes evolucionan y en Fertty siempre apoyamos lo que llamamos la nueva maternidad.. que no es otra que la maternidad que cubre las necesidades de cualquier mujer que quiere ser madre, sea cual sea su situación.

A veces es un camino largo, complicado con obstáculos, pero aquí está nuestro equipo médico especializado para acompañarte, apoyarte y conseguir hacer realidad tus sueños.
La ley de Reproducción Asistida en España garantiza el derecho de la mujer a crear su propia familia incluyendo la posibilidad de recurrir a técnicas de Reproducción Asistida sin tener en cuenta su estado civil, ni su orientación sexual.

Por tanto, las parejas lesbianas pueden optar a los siguientes tratamientos:

  • Inseminación artificial con semen de donante
  • Fecundación In Vitro con semen de donante
  • Fecundación In Vitro con doble donación (de óvulo y de semen)
  • Método ROPA (Recepción de Óvulos de la Pareja)

La Fecundación In Vitro ROPA

La Fecundación In Vitro ROPA es la técnica más efectiva para conseguir tener un bebé en el caso de las parejas lesbianas. Este método también se conoce como “maternidad compartida” ya que las dos mujeres son madres biológicas del bebé. Una de ellas, como comentábamos anteriormente dona el óvulo, tras someterse a la correspondiente punción ovárica para la extracción de los ovocitos. El siguiente paso es la fecundación en el laboratorio con semen de donante, y después se transfiere el embrión obtenido al útero del otro miembro de la pareja que se encarga de la gestación y el parto.

La gran ventaja de esta técnica es que ambas mujeres si lo desean pueden participar en el proceso biológico, algo que suele ser muy gratificante para las dos mujeres ya que pueden participar activamente en traer al mundo a su bebé, una como madre genética y otra como madre gestante.