Mini FIV, una alternativa a la Fecundación in vitro convencional

Se ha acuñado el término de “Mini FIV” para una alternativa más suave y natural a la estimulación convencional de una fecundación in vitro.

11 DE octubre, 2018

Mini FIV o FIV suave

Es una alternativa a la fecundación in vitro convencional indicada para las mujeres que prefieren un tratamiento más suave y natural, y especialmente recomendado en mujeres con baja reserva ovárica.

Existen diferentes alternativas para estimular los ovarios en un ciclo de fecundación in vitro, con la finalidad de obtener un número de óvulos “optimo para la fecundación”.  En las pautas convencionales se utiliza la administración diaria de gonadotrofinas durante 8 a 12 días (a veces varios tipos al mismo tiempo) lo que supone varias inyecciones subcutáneas. Esta hiperestimulación resulta molesta para muchas mujeres y además puede traducirse, en algunos casos, en un síndrome de hiperestimulación ovárica, una dolencia poco común que afecta aproximadamente a 2 de cada 100 mujeres que se someten a este tipo de tratamiento.

Diferencias mini FIV y FIV tradicional

En un “Mini FIV” las dosis y los días de tratamiento es menor y además no todos los días se requiere la administración de medicación por vía subcutánea sino que se combinan inyectables con comprimidos,  por lo que nos situamos en un punto intermedio entre el ciclo natural o no medicado y la estimulación convencional.  Al reducir la estimulación ovárica también obtenemos menos ovocitos para la fecundación, siendo el objetivo de respuesta de entre 3-5 ovocitos.

Por ello, la mini FIV resulta más económica. En primer lugar, los costes de la medicación hormonal se reducen. Además, los costes del laboratorio son también algo inferiores debido a que se manipulan menos óvulos y, por lo tanto, embriones, y la mayoría de ellos serán transferidos al útero de la mujer, siendo también menor la probabilidad de que se pueda congelar algún embrión .

Los ciclos de fecundación in vitro convencional pueden llegar a ser estresantes, en cambio la mini FIV suele impactar menos en el día a día de la mujer, ya que se requieren menos visitas médicas y el tratamiento es menor y mejor sobrellevado.

La tasa de embarazo por embrión es comparable entre las dos técnicas, aunque al obtener menos óvulos y, por lo tanto, menos embriones con la mini FIV, la probabilidad de embarazo por ciclo de tratamiento es menor que la de la FIV convencional.

Teniendo en cuenta todas las variables, es muy importante que siempre se aplique el tratamiento que se ajuste más a las necesidades y perfil de cada mujer para optimizar los resultados de cada técnica.

¿Para quién está indicado?

Las mujeres con muy buen pronóstico para técnicas de fertilización in vitro pueden beneficiarse de las ventajas que ofrece una mini FIV frente a los tratamientos convencionales. Generalmente está dirigido a mujeres muy jóvenes (menores de 35 años), o que ya se hayan sometido a tratamientos previos de FIV y que hayan obtenido respuestas ováricas desmesuradas. Las mujeres con riesgo de padecer una hiperestimulación ovárica pueden beneficiarse de una mini FIV de forma segura cuando la FIV convencional supondría un riesgo para su estado de salud.

Además, también es una alternativa en mujeres con baja reserva ovárica, ya que la respuesta del ovario a la estimulación no diferirá ostensiblemente de la que obtenemos con una estimulación.

Asimismo es un tratamiento ideal para aquellos casos en que existe una aversión especial a las agujas o se presenten efectos secundarios derivados del sobre estimulo hormonal (cefaleas, hinchazón abdominal, cambios de humor, etc.) y que resulten poco tolerables para la usuaria.

En resumen, la mini FIV constituye una alternativa muy cómoda y menos costosa para conseguir un embarazo de una forma más fisiológica y natural que los tratamientos de fertilización in vitro convencionales. Desde su inauguración el equipo de Fertty liderado por la la Dra. Aura se ha especializado en este tipo de tratamientos  para adaptarse a las especificidades de cada paciente y dar respuesta a los requerimientos y necesidades de cada mujer, como las que prefieren un tratamiento suave y más llevadero.