Las grandes posibilidades de la Fecundación In Vitro (FIV)

Desde luego es el tratamiento indicado para aquellas mujeres que ya se han sometido a tratamientos de fertilidad más sencillos sin lograr el esperado positivo. Es el tratamiento más efectivo para conseguir tener un bebé.

11 DE enero, 2018

A día de hoy todos conocemos a mujeres que han tenido que recurrir a técnicas de reproducción asistida para conseguir su sueño de ser madre, pero a pesar de que es algo cada vez más habitual y afortunadamente con menos tabús, persiste cierta confusión o desconocimiento sobre las diferentes técnicas. Con el fin de despejar esas dudas el equipo de especialista de Fertty hablará hoy sobre la técnica más efectiva para conseguir tener un bebé: la Fecundación In Vitro (FIV).

¿Qué es la Fecundación In Vitro?

Desde luego es el tratamiento indicado para aquellas mujeres que ya se han sometido a tratamientos de fertilidad más sencillos sin lograr el esperado positivo. Es el tratamiento más efectivo para conseguir tener un bebé.

La Fecundación In Vitro consiste en crear embriones en el laboratorio mediante un óvulo procedente de la madre y un espermatozoide del varón. Los embriones generados se transfieren al útero de la madre donde tendrá lugar el desarrollo de un embarazo completamente normal.

Las tasas de embarazo mediante este procedimiento son muy altas, llegando al 60% en mujeres menores de 35 años. Si bien es cierto que el porcentaje de éxito va disminuyendo en relación al incremento de años de la mujer esto no significa que no se pueda lograr un embarazo, si no que probablemente se necesite más tiempo.

Antes de empezar cualquier tratamiento el equipo médico debe evaluar el historial médico reproductivo del paciente, revisar las pruebas y/o solicitar nuevas y a raíz de ahí recomendar y ajustar de forma personalizada el tratamiento, porque cada caso es único. Una vez el especialista determina la idoneidad de llevar a cabo una Fecundación In Vitro las fases serán las siguientes:

Estimulación ovárica

Este proceso dura entre 8 y 11 días y durante este tiempo el equipo de Fertty realiza los controles pertinentes. Una vez los folículos hayan alcanzado un tamaño adecuado se utilizará una inyección de HCG (Gonadotropina Corionica Humana) para madurar los óvulos e inducir su ovulación.

Recuperación ovocitaria

35 horas después de la HCG, se lleva a cabo la aspiración de los óvulos de los ovarios. Se trata de realizar una pequeña punción a través de la vagina utilizando sedación. Ese mismo momento la pareja dará una muestra en fresco de semen. En caso de no poder ser, se comprobará una vez más la muestra de semen donado seleccionado para el proceso.

Desarrollo embrionario

Normalmente se unen óvulos y espermatozoides para que se produzca la fertilización de manera espontánea, pero según el caso se introduce directamente en el interior del óvulo.

Selección embrionaria

Se monitorizan los embriones para comprobar que se van desarrollando apropiadamente y que se dividen de una forma adecuada durante unos cinco días.

Transferencia embrionaria

Tres o cinco días después de la punción, el embrión o, en su caso, los embriones son transferidos al interior del útero de la madre. Los embriones que no se han transferido, se congelan para permitir una futura implantación.

Después del Transfer

Para ayudar a que se produzca la implantación, se continúa con la progesterona unas dos semanas. Si tras las pruebas el embarazo no se ha confirmado se puede comenzar un nuevo ciclo.