Ventajas del embarazo en otoño

Muchas parejas que desean formar una família planifican la concepción de su futuro hijo en función del mes en el que desean que nazca. Por este motivo, muchas parejas deciden quedar embarazadas en otoño para dar a luz en verano. Así pues, ¿cuáles son las ventajas del embarazo en otoño? Te las contamos a continuación. […]

18 DE noviembre, 2019

Muchas parejas que desean formar una família planifican la concepción de su futuro hijo en función del mes en el que desean que nazca. Por este motivo, muchas parejas deciden quedar embarazadas en otoño para dar a luz en verano. Así pues, ¿cuáles son las ventajas del embarazo en otoño? Te las contamos a continuación.

 

Otoño es la mejor época del año en general. A nivel gastronómico es temporada de los mejores productos de la tierra; la naturaleza cambia de color y regala unos paisajes magníficos con mezclas de distintas tonalidades de colores cálidos; la temperatura es agradable, el frío todavía no ha llegado del todo y no es época de alergias ni de picaduras de mosquitos. ¿No es fantástico? 

 

Ventajas del embarazo en otoño

 

Teniendo en cuenta este contexto, ¿cuáles son las ventajas de estar embarazada en otoño?

 

1- El sol: En esta época del año la radiación solar es menos intensa. Así, las mujeres embarazadas corren un menor riesgo de tener manchas en la piel por culpa de la exposición solar. 

 

2- Hinchazones: Durante el embarazo se sufre de algo muy molesto: la  hinchazón de las extremidades. Es algo que, con las altas temperaturas, se sufre con mayor intensidad. Durante esta época más fresca, en cambio, no sucede de la misma manera ni con la misma intensidad.

 

3- Frío: Quedarse embarazada en otoño significa empezar a lucir barriguita en pleno invierno. Con el aumento progresivo de peso y los cambios hormonales que experimenta el cuerpo, es posible que no tengas tanto frío como cabría esperar. Así, puede que no necesites usar ropa de abrigo tan prematuramente como sería habitual.

 

4- Vida social: En esta época del año, también es más fácil poder salir a pasear y a disfrutar del tiempo libre en compañía de amigos y familiares. Todo ello, sin tener que esperar a que el sol se haya puesto para gozar de una mejor temperatura, como ocurre en verano. 

 

5- Dar a luz en verano: Es sin duda la mejor ventaja de todas. Dar a luz a inicios de verano significa no sufrir las fuertes temperaturas ni las olas de calor con un embarazo avanzado, que puede llegar a ser algo incómodo. Así, la futura madre puede descansar, conciliar bien el sueño y sentirse más a gusto consigo misma.  Además, es posible que coincida con las vacaciones de familiares y vacaciones escolares. Así, las madres estarán más acompañadas durantes los primeros meses de vida del recién nacido. 

 

Desventajas

 

Todo en la vida tiene alguna desventaja o algún fallo, y en el caso del embarazo en otoño son, principalmente, los resfriados, catarros y gripes. Es importante, pues, cuidarse mucho y tomar las precauciones necesarias para evitar resfriados: la recuperación podría ralentizarse, prolongando el malestar generalizado de la madre y pudiendo llegar a ser perjudicial para el bebé.

 

Por esta razón, los médicos aconsejan que las embarazadas reciban la vacuna antigripal. Eso sí, en caso de tener la gripe es importante acudir al médico para que indique el tratamiento a seguir que no sea perjudicial para el bebé.

 

En Fertty trabajamos para que te sientas siempre arropada y lo más cómoda posible con nuestro equipo de especialistas. Contáctanos, ¡te estamos esperando!