¿Qué es el sangrado de implantación?

Tanto si estás tratando de quedarte embarazada naturalmente, como si te has sometido a una Fecundación In Vitro o una Inseminación Artificial, es normal estar ansiosa por saber si has logrado el positivo. Una de las cosas que pueden ocurrir es que tengas un pequeño sangrado, se llama sangrado de implantación. Este sangrado suele aparecer […]

04 DE marzo, 2019

Tanto si estás tratando de quedarte embarazada naturalmente, como si te has sometido a una Fecundación In Vitro o una Inseminación Artificial, es normal estar ansiosa por saber si has logrado el positivo. Una de las cosas que pueden ocurrir es que tengas un pequeño sangrado, se llama sangrado de implantación.

Este sangrado suele aparecer entre la primera y la segunda semana de gestación. No ocurre en todas las mujeres, por lo que no deberías preocuparte si no tuvieses este síntoma. Se calcula que se produce en 3 de cada 10 mujeres.

 

¿Cómo diferenciar entre el sangrado de implantación y la regla?

 

Sangrar después de haberse sometido a un tratamiento de fertilidad es, sin duda alguna, una pesadilla para muchas mujeres. Confunden este sangrado con la menstruación y, por lo tanto, piensan que el tratamiento no ha tenido éxito.

Pese a que la diferencia entre la regla y el sangrado de implantación es muy sutil, se puede reconocer porque el color es algo más oscuro y a la vez menos intenso que el de la menstruación.

El sangrado de implantación suele aparecer de 6 a 14 días después de implantación . La duración del sangrado tras la implantación es también menor a la del periodo menstrual. Suele durar de unas pocas horas a un par de días, pero con una intensidad mucho menor a la regla. Se parece más a un manchado que a la sangre menstrual.

El sangrado de implantación puede ir acompañado de otros síntomas, como: náuseas, dolor de cabeza, sensibilidad en los pechos, cansancio, entre otros. ¡Pero cada cuerpo es único!

 

¿Qué significa sangrar después de haberme hecho un tratamiento?

 

Pese que a priori pueda parecer malo, el sangrado no es una mala señal. La causa del sangrado es que, debido a la implantación del embrión, el útero está irrigado y la facilidad para que sangre es mayor de lo normal. Cuando el embrión se ha adherido a la pared interna del útero, provoca unas pequeñas roturas de venas en el endometrio, que está un poco irritado, y ahí es cuando comienza el sangrado.

 

¿Existe riesgo para el embarazo? ¿Qué debo hacer?

 

El sangrado de implantación no supone ningún riesgo para el embarazo. Este síntoma no evidencia ninguna complicación, como puede ser un aborto o algún posible peligro para el bebé.

Este sangrado puede ocurrir, como ya hemos dicho, entre los 6 y 14 días posteriores al tratamiento de implantación, coincidiendo a veces con el inicio de la regla, por lo que es muy fácil confundirlos. Ante la duda, hazte una prueba de embarazo casera o acude a tu especialista.

 

No consigo quedarme embarazada, ¿cuándo debo acudir a un especialista?

 

Si llevas más de un año manteniendo relaciones sexuales periódicas sin usar ningún método anticonceptivo y tienes menos de 35 años.
Si llevas más de seis meses intentándolo y tienes más de 35 años, has sufrido algún aborto previamente o tienes antecedentes de enfermedades ligadas a los genes.

 

¡En Fertty encontrarás un equipo experto en reproducción asistida que te apoyará en el proceso de principio a fin! Contacta ahora y pide tu primera consulta de diagnóstico gratuita.