¿Qué son los disruptores endocrinos y cómo evitarlos?

Su impacto en la salud reproductiva, tanto en hombres como en mujeres, es considerable y puede llegar incluso a afectar a varias generaciones.

18 DE enero, 2018

Los Disruptores Endocrinos (DE) son sustancias químicas capaces de alterar el funcionamiento del sistema hormonal. Esto puede desembocar en diferentes enfermedades relativas a la salud reproductiva de la mujer como la infertilidad. También afectan a la función reproductora masculina, así como trastornos metabólicos, incluso neurológicos.

Por tanto, vemos que el impacto de los DE en la salud reproductiva, tanto en hombres como en mujeres, es considerable y puede llegar incluso a afectar a varias generaciones.

Según una relación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) del 2012, hay más de 800 sustancias químicas en el entorno que interfieren o podrían interferir con el equilibrio hormonal, y la mayoría de ellas no han sido testadas.

Es por ello que la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO) exhorta a los profesionales de la salud a informar a la población para prevenir la contaminación con estas sustancias, sobre todo en los momentos de mayor susceptibilidad para el ser humano (hombres y mujeres en edad fértil, embarazo, lactancia, niñez).

La información y la adopción de conductas saludables, cubren un rol fundamental en el ámbito de la salud reproductiva y general.

Por ello los profesionales de Fertty queremos ayudarte a identificar esas principales fuentes de contaminación en el hogar, para que puedas tomar medidas y prevenir los efectos dañinos de una prolongada y continua exposición.

Listado de productos a limitar o evitar y su alternativa:

✔ Evitar: contenedores en plástico deteriorado o de un solo uso.Alternativa: contenedores en cristal o acero inoxidable (ej. botellas, termos, etc.), utensilios de madera o acero inoxidable. Filtros en acero para el té y las infusiones a granel. Botellas de cristal y agua filtrada.

 

✔Evitar: exposición a pesticidas en la fruta y verdura procedentes de agricultura convencional (tomates, melocotones, fresas, uva y peras los más contaminados) y metales pesados (ej. pescado de gran tamaño).
Alternativa: pescado de tamaño pequeño y fruta y verdura de origen biológica.

 

✔Evitar: alimentos enlatados o envasados.
Alternativa: productos frescos o envasados en botes de cristal.

 

✔Evitar: sartenes antiadherentes rayadas
Alternativa: sartenes antiadherentes íntegras libres de PFOA.

 

✔Evitar: papel de horno y film transparente
Alternativa: contenedores de cristal para congelar y conservar alimentos, formas de cocción que no prevean el uso de papel de horno.

 

✔Evitar: cosméticos convencionales (cremas, maquillaje, perfumes/colonias), productos para la higiene personal convencionales.
Alternativa: cosméticos convencionales (cremas, maquillaje, perfumes/colonias), productos para la higiene personal convencionales.

 

✔Evitar: productos con PVC blando como los revestimientos interiores para el hogar, las cortinas de las duchas, las sábanas y las fundas de colchón.
Alternativa: materiales naturales y no tratados con tóxicos, cortina de la ducha en algodón, fibra de cáñamo o panel de cristal, fundas y sábanas en fibras naturales no tratadas.

 

✔Evitar: acúmulos de polvo en el hogar.
Alternativa: aspiración frecuente del polvo en el suelo y correcta manutención de la aspiradora (cambio de los filtros, sustitución de la bolsa interna).

Como hemos visto, el contacto con los disruptores endocrinos en la sociedad moderna es continuo y especialmente en el ámbito de la alimentación. Es una contaminación invisible que sólo puede ser prevenida mediante una información adecuada al consumidor y por ello esperamos haber sido de utilidad.

disruptores-endocrinos-fertilidad