Vida Privada de Netflix. ¡La película sobre infertilidad que debes ver!

Vida Privada (Private Life en su título original) es el último gran éxito que puedes encontrar en Netflix sobre la infertilidad. Estrenada en enero 2018 en el Festival de Cine de Sundance, este drama cómico trata sobre las dificultades de una pareja de artistas de Nueva York en su lucha por el embarazo.   La […]

18 DE enero, 2019

Vida Privada (Private Life en su título original) es el último gran éxito que puedes encontrar en Netflix sobre la infertilidad. Estrenada en enero 2018 en el Festival de Cine de Sundance, este drama cómico trata sobre las dificultades de una pareja de artistas de Nueva York en su lucha por el embarazo.

 

La tasa de natalidad en los Estados Unidos (y en casi todos los países industrializados) ha disminuido en todos los grupos de edad, excepto en uno: las mujeres de más de 40 años. Y es que empezamos a normalizar que las famosas anuncien embarazos a los 45 años. Pensamos que no hay problema en retrasar la maternidad. Pero la verdad es que a partir de los 35 años las probabilidades de embarazo empiezan a caer en picado. Y aumentan considerablemente las posibilidades de un aborto espontáneo o de transmitir alteraciones genéticas a la descendencia. Además, de los 40 a 44 años, la tasa de éxito de una fecundación in vitro suele rondar el 5%.

La infertilidad rara vez se muestra en la televisión o en las películas. Y cuando se hace, suele ser como trama complementaria en la vida de los protagonistas. Pero Vida Privada consigue reflejar todo el drama de una pareja de mediana edad con problemas reproductivos y su lucha por tener un hijo.

 

Argumento de Vida Privada (contiene spoilers)

 

Rachel y Richard son un matrimonio sin hijos de más de 40 años residentes en Nueva York, que intenta desesperadamente conseguir un embarazo mediante tratamientos de fertilidad. La pareja se somete a una fecundación in vitro cuando descubren que Richard tiene un bloqueo que le impide producir espermatozoides. Así que deben pedir un préstamo a su hermano para una cirugía rápida y continuar con el proceso. Al mismo tiempo, intentan adoptar a un niño después de un intento fallido previo.
Después de que la FIV falle, el médico les sugiere recurrir a óvulos de una donante más joven, lo que aumentaría notablemente sus posibilidades de éxito. Rachael se muestra contraria a esta idea, ya que cree que ella queda relegada al margen del proceso, al no aportar su carga genética. Siendo la FIV con donación de óvulos su única esperanza para poder quedarse embarazada, poco a poco empieza replantearse la idea.

Mientras buscan una donante, Sadie (hijastra del hermano de Richard) aparece en sus vidas. Sadie es una joven de 25 años que ha decidido dejar su carrera universitaria y mudarse a la ciudad para reorientar su vida.
Deciden preguntarle a Sadie si estaría dispuesta a donarles sus óvulos. Para su sorpresa, ella acepta rápidamente. Sadie siente que esta oportunidad de ayudar a sus tíos puede darle sentido a su vida.

 

La infertilidad en Vida Privada

 

En el transcurso de la película, los protagonistas se enfrentarán a todas las etapas que puede encontrarse una pareja durante un tratamiento de reproducción asistida. Y también la visión de la donante de óvulos y sus motivaciones, reflejado en la joven Sadie.

Las inyecciones hormonales, los medicamentos, la extracción de óvulos, los efectos secundarios, los fallos de implantación… Y no solo los problemas médicos. Vida Privada consigue mostrar de una forma magistral las consecuencias que puede tener este proceso en una pareja y en su entorno cercano.
Es una historia con la que muchos podemos sentirnos identificados. Ya sea porque sufrimos de infertilidad o porque conocemos algún amigo o familiar que tiene problemas para concebir.

Tamara Jenkins, directora y escritora de la película también se sometió a tratamientos de fertilidad. Jenkins pasó personalmente por 10 ciclos de FIV, sufrió un aborto involuntario y proceso de adopción internacional.

En la película también vemos reflejados 3 retratos de mujeres en diferentes momentos de sus vidas.

  • Una veinteañera fértil que trata de encontrar su lugar en el mundo.
  • Una mujer de mediana edad que ve su fertilidad en declive
  • Y una mujer con hijos adultos que empieza a sentir el síndrome del nido vacío.

 

¿Qué temas trata?

 

Vida Privada refleja exquisitamente los problemas que puede pasar una pareja cualquiera en el camino a la paternidad. La crisis de pareja, la falta de sexo, la ansiedad, las dificultades en los tratamientos, sus costes, la relación con amigos y familiares… La película también fue valorada por la crítica como una metáfora del matrimonio y una representación de la crisis de mediana edad, conectadas por la lucha contra la infertilidad.

Vida Privada muestra lo dolorosa y enloquecedora que puede llegar a ser la infertilidad. Su escritora y directora consigue un balance casi perfecto entre el drama y el humor. Esta película también plantea al espectador preguntas cómo ¿hasta dónde debe llegar una pareja para tener un hijo? ¿Cuántos intentos son necesarios? ¿Vale la pena seguir intentándolo? Es una película muy humana, divertida y un poco triste a la vez.

 

¡Te invitamos a verla y comentar tus opiniones! ¿Conoces otras películas que traten sobre la infertilidad?